Legado

– Natural:
El Monumento Moisés Bertoni se integra al corredor ecológico más importante de la Región: el Bosque Atlántico del Alto Paraná. En sus 199 hectáreas de extensión, se conservan especies únicas de este ecosistema, además de tipos exóticos que Bertoni introdujo al Paraguay, hace más de 100 años, y que hoy siguen creciendo en las tierras paraguayas (el palmito, especies de mandarina, etc.).

El Monumento es un Área Natural Protegida por el Paraguay.

– Cultural
El conocimiento de los indígenas acerca de la tierra y las propiedades de sus productos, son para el científico una fuente inagotable de conocimiento que registra para su divulgación en todo el mundo.

«Ningún pueblo de la tierra ha entregado a la ciencia médica tantas plantas medicinales como el pueblo guaraní».

Entre sus clasificaciones y descubrimientos, destaca el del Ka’a he’ê que hoy se posiciona como la principal alternativa natural dietética en competencia con otros endulzantes de bajo contenido calórico pero de origen químico.

Desde un punto de vista antropológico (etnología), Moisés Bertoni estudió a los guaraníes y llegó a una conclusión: fueron una civilización auténtica y en su valor está lo más alto del ser paraguayo.

De su tribuna científica, llamó a políticos e intelectuales para rescatar la tradición, el lenguaje y la cosmovisión indígena en contraposición con la generación del 900 que planteaba que el paraguayo es descendiente, en su gran mayoría de europeos y al indígena, por su parte, lo ubicaba en el nivel más bajo de la escala social.

«Éramos una civilización grande y aún podremos ser»
(Moisés Bertoni, El Liberal, 9 de octubre de 1929).

La instalación de una imprenta en plena selva (Ex Sylvis, 1916) marcó un giro sustancial para el desarrollo de la utopía de Bertoni. A comienzos de siglo, comienza a publicar estudios que hacía tiempo había realizado, traduce obras y guarda registro del conocimiento que iba acumulando, sin cesar, durante su vida en Paraguay.

Bertoni tuvo en sus manos la herramienta cultural más importante del momento y gracias a ello, hoy están a nuestro alcance obras como el Almanaque agrícola paraguayo.

– Científico:
En ciencias Moisés Bertoni partió de la naturaleza. De la observación y registro sistemático de cada detalle que veía, consiguió crear herramientas de medición como el Calendario Agrícola que hasta la década de los noventa fue utilizado por agricultores paraguayos, argentinos y brasileños para la programación de sus siembras y cosechas.

Algunos consideran que el Monumento debería ser el portal ecológico del Paraguay.

Muchas de sus técnicas se integran hoy a las recomendaciones del pensamiento conservacionista y agroecológico. Por ejemplo, en 1916 Bertoni publicó desde su Ex Sylbis, “El rozado sin quemar: una gran reforma necesaria y urgente”, aludiendo a la eliminación de la práctica de prender fuego a lo que queda de la cosecha para volver a sembrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s